domingo, 17 de abril de 2011

Nunca sentía soledad; cuanto más separado de la especie humana se encontraba,mejor se sentía.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Ese es mi caso también.

Besos.

Joseph dijo...

¡Hola! Es genial que te guste Bukowski. Te recomiendo un documental sobre él que ví hace poco y me llevó a leer su primer libro, "El Cartero". Donde aparece por primera vez su álter ego Chinaski.
En una época Bukowski quería ganar mucho dinero en las carreras de caballos, para dejar de trabajar de lo que fuese y dedicarse a escribir a tiempo completo. Pero eso nunca pasó. En la película “Bukowski: Born Into This” el mismo escritor cuenta una anécdota referida a esa época.
“Un día llegué tarde al hipódromo para la primera carrera, pero no desistí. De repente, sentía que esa cerveza de mierda se me salía por el culo. Tuve que ir al baño. Me bajé los pantalones y los calzoncillos rápidamente. Y después salió todo. El apestoso pepino de Hank. Cuando me levanté al cabo de un rato y miré aquello, vi que mi billetera estaba ahí hundida. Aparté todo aquello, me zambullí, fui por ella y la saqué empapada. Me lavé y me largué de allí, justo cuando el presentador anunciaba: “¡Están en la puerta!”. Doblé la esquina corriendo para llegar a la ventanilla de apuestas, saqué un billete de 10 de la billetera y se lo pasé: “¡10 a 9 ganador!”. El vendedor tomó el billete y lo miró. “¡Vamos, vamos!” le dije. “Es bueno, sólo está un poco mojado, ¿Qué mierda pasa?”. El vendedor volvió a mirarme, apretó el botón y tomé el ticket. Después me fui a las gradas para ver la carrera. El 9 se quedó fuera.”

Espero que la cita te motive a ver la película.
Me fui al carajo con la extensión.

Te mandé un mensaje :)

Joseph dijo...

Agregame al msn :)

second.voice@gmail.com