jueves, 15 de abril de 2010

Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar.
Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar.
Intenté ahogar mis dolores, pero ellos aprendieron a nadar.

1 comentario:

moderato_Dos_josef dijo...

HUmmm...si los dolores aprendieron a nadar, entonces hjazlos volar... tal vez así...nunca se sabe Cherry.
Besos y abrazos.